literatura

Cosas a la basura

Regresé a casa y empecé a tirar cosas a la basura, Tiré cebos de pesca, pelotas de tenis deshinchadas, maletas rotas, Registré el ático en busca de muebles viejos, pantallas desechadas, biombos doblados y barras de cortina torcidas. Tiré marcos, zapateros, paragüeros, perchas, cunas y sillas de bebé; tiré bandejas de cama abatibles, sillitas de juguete y tocadiscos estropeados. Tiré papel de forrar, papel de cartas desvaído, manuscritos de artículos escritos por mí, galeradas de esos mismos artículos y todos los periódicos en los que habían aparecido impresos. Cuantas cosas tiraba, mas iban apareciendo. La casa era un laberinto color sepia de objetos viejos y fatigados. Nos hallábamos rodeados por una inmensidad de cosas, por una sobrecarga insoportable, por una conexión, una mortalidad.

Recorrí todas las habitaciones, arrojando cosas en cajas de cartón. Ventiladores de plástico, tostadoras quemadas, ganchillos decorativos de Star Trek. Tardé bastante más de una hora en trasladarlo todo a la acera. Nadie me ayudó. En ese instante no quería ayuda, ni deseaba sacar todo aquello de la casa. Me senté a solas en los escalones de la puerta principal, esperando que el aire que me rodeaba se impregnara de una atmósfera de paz y tranquilidad.

Por la calle pasó una mujer. Iba diciendo: “Un descongestionador, un antihistamínico, un analgésico y algo para la tos.”….

Ruido de Fondo, Don Delillo

Estándar

3 thoughts on “Cosas a la basura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s